dimecres, 16 de novembre de 2016

Lupane

El calor abruma. Caen algunos pequeños chubascos de gotas bien gordas, que tan solo duran unos pocos minutos. En realidad, el pasado día diez cayó la primera “shower” (ducha) que la llaman, un chubasco de 15-20 min de gota gorda y algo más intenso. La temporada de lluvias parece estar al caer.

Hasta entonces, disfrutamos de una calma que a veces, como el calor, también abruma. Nos dedicamos a preparar el plantel de moringas, hemos tenido algunos problemas de germinación, y hacer pequeñas pruebas en el huerto de lo que ya consideramos, nuestra casa.
Pasamos un par de noches fuera la semana pasada.

Furgoneta y entrada principal
El martes fuimos a la Lupane State University, la primera universidad del país situada en zona rural. Históricamente las provincias Ndebele, Matabeleland North y Matabeleland South, además de la ciudad de Bulawayo, que tiene su administración propia; han sido zonas olvidadas desde el gobierno de Harare, todo muy centralizado.

En un intento de acercarse a las zonas rurales, el gobierno decidió en 2003 fundar la Lupane State University en la capital Ndebele, Lupane, inaugurada por el rector de todas las universidades nada más ni nada menos que Mr. Mugabe. Van construyendo cuando tienen fondos, ahora mismo llevan un mes profesores, técnicos y estudiantes en Lupane.

Ya está acabado el edificio principal y la residencia de estudiantes, compartida temporalmente con profesores. Nos comentaron por la noche algunos estudiantes, en “petit” comité, que la convivencia es bastante buena, no sé yo hasta qué punto... El riesgo de que apareciera algún maestro, como podréis deducir, era palpable.
Además, volviendo al tema de la descentralización, también se optó trasladar las oficinas del gobierno Ndebele desde Bulawayo a Lupane. Están por acabar y aún no se ha trasladado nadie.

Esperemos que estas dos acciones sirvan para dinamizar un poco Lupane y a la vez mejorar la investigación en agricultura, en la zona más árida y con los suelos más pobres de Zimbabwe.

Salimos de Victoria Falls a las 8.30 con José Luís. Un viaje de unas tres horas en una autopista con algún bache prominente de vez en cuando, que pasado el aeropuerto, deja atrás un abundante arcén, al que echas de menos cuando ves venir alguno de los grandes camiones que vienen cargados de carbón desde Hwange, rumbo a Zambia desde donde toman diversas direcciones, a veces rumbo África Central, otros camiones rumbo a Sud África o Mozambique, los dos puertos más importantes son los de Binga (Mozambique) y Durban (Sud África).
Se van cruzando de vez en cuando algún rebaño de vacas, cabras, algún burro… Creo que fueron siete u ocho ocasiones en las que tuvimos que parar para dejar pasar al correspondiente bichejo. José Luís dice que por la noche, en vez de animales domésticos se te cruza algún elefante, antílopes, búfalos… Especialmente a medida que te acercas al Parque Nacional de Hwange, o las reservas de caza previas, de las que la Leti Ortiz disfrutó en su dia.

Paramos en el Hwange Safari Lodge, un hotel público situado a sesenta kilómetros de Lupane, que forma parte del parque natural que le da nombre; con tal de vestirnos con los correspondientes ropajes formales, camisa, pantalón largo y zapatos ¡Teníamos una cita programada con el Vicerrector, el decano de “agricultural sciences”! Entre otras personas, quizás menos importantes administrativamente, pero que despiertan más interés en nosotros por sus investigaciones y conocimiento.

La primera persona que conocimos, fue Mr. Canissius Mpala, profesor de hidráulica que además tiene otros proyectos en marcha, como mejora de suelos cerca de KO Swazi, aplicando una técnica conocida como "Holistic Management" (manejo holístico), una técnica de pastoreo dirigido que incrementa la fertilidad del suelo, quedamos en visitar el ensayo, esta misma semana.

Después de una charla con Canissius, que tenía preguntas sobre las diferentes propuestas que le habíamos hecho llegar, nos dirigimos al despacho del decano de ciencias agrícolas el Dr. Maposa ¡Estaba entusiasmado con el hotel de insectos que planteamos para mejorar la biodiversidad! A pesar de que conocía nuestras intenciones, repasamos las ideas y por suerte para nosotros no encontró ninguna contradicción. Nos ofreció las instalaciones avisándonos de que van un poco justos de material ya que se están mudando aún desde Bulawayo.

Campo de prácticas
Abro paréntesis (Respecto al informe con las propuestas, estamos buscando la manera de colgarlo en el blog, si alguien tiene especial interés que nos lo haga saber y se lo enviamos).

Junto al Dr. Maposa nos reunimos con el Vicerrector, el Dr. Ndiweni quién guardaba muy buen recuerdo de Aurora y Ana ¡Como todos de hecho! Hablamos de clima, de geografía, de nuestras ideas por supuesto, de política, tenía especial interés en el proceso de independencia y una de las cosas que admiraba, era que nadie cogía las armas, todo es diálogo.

La guerra y los procesos de independencia, más allá de Zimbabwe, es algo que todos conocen bien y como sabréis no ha funcionado de la misma manera nuestro proceso de independencia que el suyo.

Cumplidas las pertinentes formalidades, entramos en materia. En primer lugar, Lucky, un técnico de laboratorio, nos enseñó los laboratorios y el equipo disponible, medidores de PH, espectómetros, estufas diversas, probetas, Erlenmeyers, todo lo que necesitamos para hacer los análisis programados, como mediciones de los niveles de sal en el suelo. Los laboratorios muy, muy nuevos, la dificultad que afrontan es el mantenimiento de las instalaciones, que requiere un flujo constante de dinero que se corta asiduamente.


Entonces, nos llevaron a la residencia de estudiantes donde pasaríamos la noche. Como todo el campus, muy nuevo ¡Nos enviaron a la tercera planta! ¡A salvo de mosquitos! Ducha y a cenar a Lupane con algunos profesores, hubiéramos preferido cenar con los estudiantes en el comedor de la uni, aun así, una comida divertida e interesante, hablando desde selección genética de pollos, hasta gastronomía mediterránea, todo porque cenamos sadza, por primera vez de mijo, mucho más buena y ligera que la de maíz; con pollo.

La cocinera y dos espontáneos
Acacia albida de tres años


A la mañana siguiente nos reunimos con Canissius y otro profesor, Mr. Moyo, quien, como nosotros, está empezando un proyecto de agroforestry, en su caso en Binga y con una especie llamada Acacia albida o Faidherbia albida, trataremos de colaborar con él plantando una parcela adicional en KO Swazi de este árbol, que en Ndebele llaman Umpumbu


Vainas de Acacia albida 

Parece interesante, ya que esta es una especie de la que desconocemos cómo se desenvuelve en suelos más ligeros y más áridos que los de Binga, donde la universidad tiene su ensayo.



Acacia albida muy mayor





Reunión acabada, pusimos rumba a Bulawayo, a comprar las semillas de judías verdes y las flores para KO Mpisi y KO Swazi.






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada